Cuando pongo a cargar mi iPhone, noto que se calienta mucho. ¿Qué acciones puedo tomar para solucionar este problema?.

Si al momento de cargar la batería de tu iPhone, notas que comienza a calentarse excesivamente, en este artículo te proporcionaremos una serie de consejos prácticos que pueden resultarte muy útiles. Además, te informaremos sobre los factores de riesgo que pueden provocar un aumento anormal en la temperatura de tu teléfono. Si deseas preservar la salud de tu dispositivo, este contenido es perfecto para ti.

Existen diversas razones por las cuales un iPhone puede calentarse.

Es fundamental elegir un cargador adecuado para tu iPhone. No es necesario optar por uno con mayor potencia, ya que esto no garantiza una carga más rápida del teléfono. La carga rápida puede llevar a elegir adaptadores más veloces y potentes, pero esto puede generar un efecto contrario, ya que el iPhone no puede retener toda la energía que el cargador suministra. Esto ocasiona la disipación de energía en forma de calor, el cual se transfiere al teléfono, resultando en un sobrecalentamiento tanto de la batería como de otros componentes. Si tienes un iPhone compatible con la carga rápida, se recomienda utilizar adaptadores con una potencia alrededor de los 20W para un funcionamiento óptimo.

Si la salud de la batería de nuestro iPhone ya no está al 100% debido al desgaste natural con el paso del tiempo, y nos encontramos con un nivel de carga muy bajo, también es posible que se produzca un calentamiento. Esto suele ocurrir en iPhones que han sido utilizados durante un largo período de tiempo sin reemplazar la batería. Cuando la carga de la batería es muy baja, el esfuerzo requerido para cargarla puede ser mayor que en condiciones normales, lo que provoca el calentamiento del iPhone. Por esta razón, si notamos que esto ocurre con frecuencia, reducir la potencia del cargador puede ser una excelente idea, ya que suministraremos menos energía de forma simultánea.

"Un último consejo para evitar el sobrecalentamiento del iPhone es utilizar adaptadores de corriente y cables oficiales o certificados por MFi. Aunque pueda parecer un detalle insignificante, la realidad es que si utilizamos componentes que no están optimizados para los iPhone, la energía suministrada (y la forma en que se entrega) puede no estar alineada con las necesidades del teléfono. Si cargamos nuestro dispositivo con un adaptador no oficial (o no certificado por MFi), la carga se realizará según las especificaciones del terminal para el que fue diseñado.

 

 

Publicar un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen