Apple está considerando la posibilidad de no brindar más actualizaciones y soporte para los modelos de MacBook Pro de 16 pulgadas. - tecza

No más actualizaciones y soporte para MacBook Pro de 16”

Desde que Apple lanzó los procesadores Apple Silicon en 2020 para los modelos MacBook Air, Mac mini y MacBook Pro de 13 pulgadas, la compañía anunció que el período de transición duraría dos años, con el objetivo de consolidar por completo los chips Silicon y poner fin a los Mac con procesadores Intel. Recientemente, se ha presentado la segunda generación de los procesadores Silicon, lo que sugiere que Apple se encuentra cerca de finalizar esta transición. Por lo tanto, surge la pregunta obvia: ¿Es posible que Apple deje de brindar soporte a los últimos modelos de MacBook e iMac que utilizan chips Intel?

El proceso de transformación está llegando a su fin.

En junio de 2023, Apple tiene previsto presentar la tercera versión de sus computadoras compatibles con los chips de Intel y Silicon. No obstante, Apple ha descartado el lanzamiento de un chip denominado MX Extreme y ya ha lanzado la segunda versión de los chips M2 Pro. Esto nos lleva a preguntarnos si los procesadores Silicon han alcanzado su plena madurez.

La respuesta podría ser afirmativa, ya que el rendimiento de los chips Silicon en términos de potencia, eficiencia y duración de la batería es uno de los mejores del mercado. Esto significa que las nuevas versiones de macOS podrían enfocarse en mejorar aún más el rendimiento de sus propios procesadores, buscando lograr una sincronización perfecta similar a la que se encuentra en los iPhone.

Como resultado de esto, es probable que Apple tome la decisión de destinar menos recursos al mantenimiento y soporte de hardware de modelos anteriores que utilizan chips Intel. Esto se debe a que las funciones estarán mejor optimizadas para los procesadores Silicon, lo que podría hacer que los chips de generaciones anteriores tengan un rendimiento inferior. Esta situación podría ser motivo suficiente para que una computadora con 4 años de antigüedad tenga un ciclo de actualizaciones más corto. Además, si se confirma el fin del soporte, el iMac del 2020, por ejemplo, solo tendría un ciclo de actualizaciones de tres años.

Problemas con chips Intel.

Una de las grandes ventajas de los chips Apple Silicon es que Apple tiene un control completo sobre su arquitectura y diseño. Esto les brinda la capacidad de optimizar tanto el hardware como el software para lograr un rendimiento y una eficiencia energética superiores. Por otro lado, en el caso de los chips Intel, Apple está limitada por las decisiones de diseño y actualizaciones de una empresa externa, lo que podría dificultar la optimización de sus sistemas operativos y aplicaciones para los modelos que utilizan chips Intel.

 

Publicar un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen